Inicio Blog Traducción médica en tiempos de pandemia

Traducción médica en tiempos de pandemia

El 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente la pandemia de COVID-19. Desde entonces, hemos sido testigos de cómo un virus ha sido capaz de desencadenar la mayor crisis sanitaria, económica y social del siglo XXI, que ha puesto del revés el mundo tal y como lo conocíamos.

Hoy ya sabemos cómo ha reaccionado la ciencia ante la pandemia y la velocidad a la que hemos sido capaces de adaptarnos a la situación, se han creado vacunas en tiempo récord y se han generado miles de páginas de documentación relacionadas con la COVID-19. Veamos qué papel ha desempeñado la traducción médica en todo esto.

Impacto de la pandemia de COVID-19 en el lenguaje

Nunca antes los medios de comunicación habían dedicado tanto tiempo y tantos titulares a hablar de medicina, virología y epidemiología. De repente, empezamos a utilizar con asiduidad términos que antes eran exclusivos de los técnicos. Según la RAE, pandemia, cuarentena, confinar, resiliencia, epidemia, virus, triaje o cuidar fueron algunas de las palabras más buscadas en el Diccionario de la lengua española (DLE) durante el mes de abril del 2020, en el que se recibieron más de 84 millones de visitas (casi 3 millones diarios). 

Así, con la pandemia llegó toda una avalancha de términos técnicos que todo el mundo debía conocer: sobre virología (nucleocapsid, orthocoronavirus, viral shedding, virucidal, etc.), epidemiología (cluster, epi curve, incident case, lockdown, SEIS model), laboratorio de análisis microbiológicos (drive-through testing, next-generation sequencing, nose swab, POC assays, thermal cycler), neumología (acute respiratory disease, nasal prongs,supine ventilation, ventilator weaning) o sobre material y elementos de protección (barrier mask, biosafety level, FFP2,  PPE).

El uso de términos antes exclusivos de campos especializados empezó a difundirse de tal modo que la Asociación Internacional de Traductores de Medicina y Ciencias Afines (Tremédica), en conjunto con la plataforma Cosnautas de recursos para la traducción médica, rápidamente puso en marcha un Glosario de COVID-19 (inglés-español) de consulta gratuita y con cerca de 5000 términos. 

La traducción médica como herramienta

De la noche a la mañana, miles de investigadores y laboratorios de varios países empezaron a trabajar sin descanso para encontrar una salida a esta situación de crisis sanitaria.

En un principio, esto supuso, por un lado, la paralización de los ensayos clínicos existentes y, por otro, el lanzamiento de nuevos ensayos clínicos, primero para tratar con fármacos la enfermedad y posteriormente para probar los nuevos fármacos, lo que supuso no solo la necesidad de traducir información clínica, sino también información preclínica.

La realidad apremiaba y lo más importante era estudiar este nuevo coronavirus y encontrar tratamientos eficaces contra él, por lo que todo se ha tenido que hacer en tiempo récord, también las traducciones.

Desde aquel marzo, la producción y difusión científica han estado en el punto de mira de toda la población. Se ha puesto en común mucha información procedente de investigaciones científicas emprendidas por órganos públicos y privados como parte del esfuerzo colectivo para combatir el contagio, saber más sobre la enfermedad, comprender mejor cómo actúa el virus, descubrir tratamientos lo más rápido posible y conseguir una forma de atajarlo, es decir, descubrir una vacuna efectiva. El papel que ha desempeñado la traducción médica y biomédica ha sido fundamental para agilizar esta cadena de producción.

Por otra parte, las empresas han tenido que adaptar todo tipo de documentación técnica interna y planes de contingencia existentes a los nuevos protocolos COVID-19. La colaboración entre distintas entidades internacionales tuvo como resultado la necesidad de traducir, entre otras cosas, un gran volumen de notificaciones, autorizaciones o cartas de las agencias del medicamento de diferentes países relativas a cambios en la documentación de los ensayos para adaptarlos a los nuevos protocolos COVID-19.

 Cuando la ciencia avanza de una manera tan rápida y colectiva como hemos visto en esta situación, la traducción profesional es vital para contribuir al acceso al conocimiento. En este caso, más que nunca, las empresas de traducción hemos actuado como catalizadores de la comunicación.

 Por otra parte, la traducción científica, especialmente en el campo médico y farmacológico, ha adquirido más relevancia si cabe para mantener al día a las autoridades, los profesionales de la salud, la población en general, la prensa y las empresas sobre las novedades que día a día se han ido descubriendo en los distintos países. El trabajo de investigación y el flujo de información entre los distintos países ha sido intenso, y la labor de traducción ha sido decisiva para generar documentación médica sobre los síntomas, las medidas de protección, las vacunas y los avances conseguidos en la lucha contra la pandemia.

 No olvidemos, además, que la importación y exportación de material sanitario y equipos de protección se multiplicó de la noche a la mañana. Este hecho no solo supuso la traducción de estos acuerdos comerciales de compra e importación, sino también la de mucha otra documentación asociada, como la traducción técnica de manuales de equipos sanitarios, la traducción médica de medicamentos o ensayos clínicos, etc.

Lo que está claro es que es imprescindible que, a lo largo de todo este flujo de información, las traducciones tengan el máximo nivel de rigor y precisión, algo que solo los traductores expertos en traducción médica y profesionales pueden garantizar.

Por eso desde Ubiqus Spain seguimos trabajando para ofrecerte la máxima calidad y rapidez en tus traducciones médicas, ponte en contacto con nosotros aquí.

Descubre
más artículos…

¿Y si hablamos de tu proyecto?
id quis, eleifend mattis odio in id elit. Donec sit facilisis Lorem